SOBRE NOSOTROS

Motoviajes es una comunidad de viajes experienciales a cualquier lugar del mundo, que surge de la pasión por la exploración y por las motos con carácter. Nace para cumplir los sueños de los amantes de la aventura, y para invitarte a vivir a una de las experiencias más enriquecedoras de tu vida.

Abandona la rutina por unos días y descubre con Motoviajes otra forma de viajar: Kilómetros de carreteras con paisajes inefables, rurales, urbanos, fríos, templados, costeros, desiertos cálidos, bosques, altas montañas y mucho más de lo que puedas imaginar. La esencia de nuestros viajes es hacer que el viajero se sienta libre, cómodo y sobretodo vivo. Rutas ingeniosas, originales, rebuscadas por una organización de exploradores intrépidos que se disponen a involucrarte en el mejor de los viajes. Y al final, poder llevarte como bagaje, todas las historias que acompañan a una aventura de esta magnitud y eso de por vida.

Motoviajes quiere que en cada lugar dejes un trocito de ti, que vuelvas a casa con un trocito de cada lugar y que este viaje sea un comienzo, un aprendizaje, un recuerdo constante, un motivo para sonreír y un acicate para volver.
"La vida va de descubrir quien eres, mientras disfrutas del viaje para conseguirlo."

NUESTRO EQUIPO

FRAN PARDO

Fran Pardo (Comillas, 1954) es más cántabro que aventurero, pero aventurero es, y mucho. En 2010 decidió irse a vivir a África para embadurnarse de su espíritu, único en el mundo. Puso su base en Gambia y al poco tiempo comenzó a realizar expediciones por el río que da nombre al país. En 2015 tuvo una brillante idea: ser el primer cántabro en unir su tierra con el Cabo de Buena Esperanza en moto. 16.500 kilómetros de distancia por la compleja costa este de África. Desde esa aventura africana no se ha vuelto a separar de la moto y ha rodado con ella por todo el mundo. Desde el fin del mundo en Ushuaia hasta la carretera más alta de la tierra, en los Himalayas, pasando por la Isla de Man, los parques nacionales de EEUU, el salar de Uyuni o campos de viñedos por Sudáfrica. En estos ocho años se ha convertido en uno de los mayores expertos de rutas moteras de todo el mundo y su pasión e implicación es tal que siempre presume de llevar a sus clientes a rincones donde ninguna otra empresa llega. Fundó su propia compañía, Moto Viajes, y con ella realiza viajes experienciales exclusivos -de grupos reducidos- alrededor del mundo con el objetivo de llegar a la mente y corazón de cada motero para siempre. Y lo consigue con rutas inolvidables por Sudamérica, África, Europa, Asia, Oceanía y España, donde siempre intenta conquistar con ayuda de nuestra gastronomía. Porque no es sólo lo que se ve en cada uno de esos sitios, sino la manera de saborear cada jornada. Fran, después de su vasta experiencia alrededor del mundo, tiene claro cómo conjugar aventura y placer para crear viajes inolvidables.

MIGUEL ANTA

Miguel Anta (León, 1971) lleva montando en una moto desde 1985. Este empresario leonés expresa sobre dos ruedas una pasión que le lleva acompañando en su día a día durante todos estos años. Da igual la superficie, lo importante para Miguel es sentir y disfrutar de la moto: carretera, enduro, trial, supermotard... por asfalto, trail o circuitos velocidad. Si desde bien pronto comenzó a descubrir los rincones de España viajando por la piel de toro en moto, desde 2006 también emprendió viajes por todo el mundo sobre dos ruedas. Miguel ha rodado por 120 países de los 5 continentes y sus vivencias es uno de los mejores activos para disfrutar de tu experiencia en Motoviajes.

ALBERTO ALEGRÍA

Alberto Alegría (Puente San Miguel, Cantabria, 1971) es funcionario de profesión y guía de vocación. Desde siempre le han atraído las motos y ya de niño se le iban los ojos tras la Bultaco Mercurio de su padre. Para este cántabro subirse a una moto significaba -y significa- libertad y durante toda su vida ha disfrutado del camino en momentos de soledad compartida con la propia moto. Son unas sensaciones, como él mismo dice, de “pura vida”, que le han empujado a viajar en ella. A Alberto le da igual que sea cerca o lejos, pero viajar incluso sin rumbo porque para él la moto es un fin, no un medio para llegar a un sitio. Empezó realizando rutas por ‘su’ Cantabria, de ahí saltó a Asturias, Castilla y León, España, Pirineos, Francia, varios Puntapunta de BMW… Ha organizado varios eventos por el camino y elabora roadbooks y asesora sobre cómo planificar rutas, con lo que su meticulosidad para cada detalle es una de sus firmas en cada una de sus experiencias organizadas con Motoviajes.

Chat on WhatsApp